Estatinas y el Riesgo de Diabetes Tipo 2

Por Cat Ebeling

co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas & Los Principales 101 Alimentos Que Combaten El Envejecimiento

 

Si tienes Diabetes tipo 2 y tomas estatinas, quizás hayas notado que hay una frase que ha comenzado a usarse con una (absurda) alta frecuencia…

“Los beneficios superan los riesgos”

¿Tu doctor alguna vez te dijo esa frase?

Hay abundantes riesgos y son serios problemas para tu salud. De hecho, los riesgos son MUCHO mayores que los beneficios. ESPECIALMENTE si ya tienes diabetes tipo 2.

Las estatinas son la droga primaria que los doctores prescriben para reducir el colesterol. Las estatinas son un fármaco más bien reciente que funciona bloqueando una enzima en el hígado, que es responsable de la formación del colesterol.

Las estatinas se convirtieron en uno de los medicamentos más recetados cuando las guías de colesterol total levado se redujeron a 200, hace algunos años.

Ahora, decenas de millones de norteamericanos toman drogas para reducir el colesterol, pensando que es la mejor manera de prevenir la enfermedad cardíaca. De hecho, cerca del 30 por ciento de los hombres y mujeres norteamericanos mayores a los 40 años toman alguna estatina.

El problema es que las estatinas vienen con una variedad de efectos secundarios, que pueden ser bastante significativos. Uno delos más serio es efectos secundarios de las estatinas es un significativo aumento del riesgo de diabetes tipo 2. El más reciente estudio sobre esta relación muestra que el enlace puede ser aún más fuerte de lo que fuera previamente informado.

Investigadores estudiaron prospectivamente a 8.567 hombres y mujeres con un promedio de edad de 64 años. Todos estaban libres de diabetes, sin tomar estatinas cuando comenzó el estudio.  En un estudio de seguimiento 15 años después, cerca del 12 por ciento del grupo había comenzado a tomar estatinas, la mayoría de ellos usaban Zocor o Lipitor (simvastatina o atorvastatina) y el resto tomaba Pravachol o Lescol (pravastatina o fluvastatina). La mayoría había tomado las estatinas durante más de un año, y hubo 716 nuevos casos de diabetes en el grupo.

Luego de controlar según edad, género, si eran o no fumadores, sus historias familiares de diabetes y otros factores, los investigadores hallaron que la estatina se asocia a un mayor riesgo de resistencia a la insulina y al alto azúcar en la sangre, y a un aumento del 38 por ciento en el desarrollo de diabetes tipo 2.

La marca y las dosis de las estatinas no hizo diferencia alguna, pero el riesgo fue especialmente mayor entre quienes usaban las estatinas y eran obesos o tenían sobrepeso—lo que, por supuesto, también eleva el riesgo de diabetes tipo 2. El estudio apareció en el Diario Británico de Farmacología ClínicaOtra reciente investigación también mostró un similar enlace causal entre la elevada glucosa en la sangre, la diabetes tipo 2, y las estatinas.

Esto es lo más importante que debes recordar—el factor de riesgo número uno de tener diabetes tipo 2 es la enfermedad del corazón.

Los adultos con diabetes tipo 2 son cerca de dos a cuatro veces más propensos a morir de enfermedad cardíaca que los adultos que no tienen diabetes.

Entonces la pregunta es–si te dijera que tomar estatinas para reducir tu colesterol y tus probabilidades de tener enfermedad cardíaca, pero que de hecho aumenta tus chances de tener diabetes tipo 2, ¿piensas que vale la pena tomar estatinas?

¿Cómo aumentan las estatinas el riesgo de diabetes?

Las estatinas han probado aumentar tu riesgo de diabetes a través de distintos mecanismos. El más importante es que aumentan la resistencia a la insulina, lo que puede ser extremadamente dañino para tu salud. El aumento de la resistencia a la insulina contribuye a la inflamación crónica en tu cuerpo, y la inflamación es el marcador de la mayoría de las enfermedades.

En verdad, el aumento de la resistencia a la insulina puede derivar en enfermedad cardíaca lo que, irónicamente, ¡es la razón principal para tomar drogas que reducen el colesterol en primer lugar! También puede promover el aumento de peso, la alta presión sanguínea, los ataques cardíacos, la fatiga crónica, la alteración de la tiroides, y las enfermedades como Parkinson, Alzheimer, y cáncer.

En segundo lugar, las estatinas aumentan tu riesgo de diabetes elevando tu azúcar en la sangre. Cuando consumes una comida que tiene almidones y azúcares, parte de ese exceso de azúcar va a dar a tu hígado, que luego los almacena como colesterol y triglicéridos. Las estatinas trabajan evitando que tu hígado produzca colesterol. Como resultado, tu hígado devuelve el azúcar a tu flujo sanguíneo, elevando tus niveles de azúcar en la sangre.

Si tomas una droga estatina y notas que tu nivel de azúcar en sangre es elevado, es posible que tengas hiperglucemia—un efecto secundario de tus medicamentos de estatinas. Desafortunadamente, muchos doctores a menudo confunden la diagnosis con la de diabetes tipo 2, y posiblemente receten una droga como la metformina o la insulina.

Descontinuar las estatinas ayudará a determinar si los niveles de glucosa en la sangre son causados por la estatina. Asegúrate de consultar con tu doctor antes de dejar de tomar cualquier medicamento de prescripción.

Las estatinas son bien conocidas por la debilidad muscular y el dolor que pueden causar, pero las estatinas pueden afectar mucho más que sólo los músculos y el azúcar en la sangre. Muchas personas han informado tener problemas cognitivos y pérdida de memoria como resultado de los medicamentos de estatinas.

Otros potenciales efectos secundarios de las estatinas pueden incluir: problemas renales, anemia, disfunción sexual, depresión inmune, cataratas, aumento del riesgo de cáncer, enzimas hepáticas anormales, y depresión.

Lo otro que resulta irónico y contradictorio sobre las estatinas y la salud cardíaca es el hecho que las estatinas pueden agotar la CoQ10 en tu cuerpo. La CoQ10 es un cofactor esencial en el cuerpo, esencial para la creación de ATP, que es lo que cada célula de tu cuerpo usa para producir energía.

Esto es especialmente importante para los músculos—especialmente el músculo cardíaco. La CoQ10 se produce primariamente en el hígado, y también tiene un rol fundamental para el mantenimiento de la glucosa en la sangre. Conforme el cuerpo sufre más y más agotamiento de CoQ10, esto puede causar fatiga extrema, debilidad muscular y dolores, e incluso puede llevar a la falla cardíaca.

Los médicos parecen estar pacíficamente en desconocimiento a este riesgo, y usualmente no hablan con sus pacientes sobre la importancia de suplementar con CoQ10 extra. La CoQ10 también es necesaria para neutralizar los radicales libres en el cuerpo, que dañan el ADN de las células y su reproducción. Es un ciclo vicioso, tener baja CoQ10, nada de energía celular (¡y esto se traduce en nada de energía en general!), y ADN dañado.

Además, la fatiga muscular y el dolor dificultan el estar motivado para hacer ejercicios, debilitando aún más el sistema cardiovascular y los músculos.

Las drogas estatinas también interfieren con funciones biológicas vitales y necesarias, incluyendo las vías hormonales. Las estatinas afectan las hormonas sexuales, la cortisona, y la vitamina D. Las estatinas de hecho interfieren con la capacidad natural de tu cuerpo de crear vitamina D, lo que se relaciona con el colesterol. De hecho, la vitamina D ayuda a mejorar la resistencia a la insulina, así que la reducción en los niveles de vitamina D también elimina este factor protector, abriéndole la puerta aún más a la diabetes tipo 2.

¿En Verdad Necesito Reducir Mi Colesterol?

Los valores de colesterol total son sólo una pequeña parte del gran escenario que son tus chances de tener enfermedad del corazón, pero desafortunadamente los doctores seguidores de la medicina convencional usan los números totales de colesterol como base para tomar su decisión para recomendar estatinas.

Es de público conocimiento que el colesterol no es la causa primaria de enfermedad del corazón. De hecho, tres grandes revisiones muestran los errores en la vieja teoría que dice que el colesterol causa enfermedad cardíaca. Y este estudio también muestra que no hay un enlace real entre el colesterol y la enfermedad cardíaca. De hecho, muy por el contrario, se ha probado que el bajo colesterol contribuye más a la mortalidad general en adultos mayores, y no el colesterol alto.

Un panel lípido que muestre que tienes colesterol total más alto que lo normal, entonces, no s predictor alguno de tu riesgo de enfermedad cardíaca, salvo que sea superior a 350. Las ÚNICAS personas que pueden beneficiarse de las prácticas de reducción del colesterol son quienes tienen un tipo genético de colesterol muy alto.

El valor de las Liporpoteínas de Alta Densidad, o HDL, es un indicador mucho más confiable del riesgo de enfermedad cardíaca. Esas son las dos proporciones que debes analizar en tu panel de lípidos:

  1. Proporción de HDL/Colesterol Total: Idealmente debe ser mayor al 24 por ciento. Si es menor al 10 por ciento, tienes un riesgo significativamente elevado de enfermedad cardíaca.
  2. Proporción de Triglicéridos/HDL: Debería ser menor a 2.

Muchas personas con niveles de colesterol total mayores a 250 de hecho tienen un riesgo bajo de enfermedad cardíaca, por sus altos niveles del HDL protector, y muchas personas con colesterol bajo, menor a 200, pueden estar a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca debido a sus altos niveles de colesterol LDL y de triglicéridos.

De hecho, la hipótesis convencional de LDL/colesterol no es del todo precisa, porque el daño en las capas interiores de las arterias siempre precede a la enfermedad cardíaca, y este daño puede ser inducido por una cantidad de factores, incluyendo el fumar, la alta presión sanguínea, el elevado azúcar en la sangre, y la inflamación.

Cuando las arterias se dañan, las placas ricas en colesterol comienzan a acumularse como una medida de precaución. Los problemas ocurren cuando la tasa de daño en las vías y la formación de coágulos superan la capacidad de tu cuerpo de reparar esas vías sanguíneas.

Tu cuerpo de hecho necesita una buena cantidad de colesterol—es importante para la producción de membranas celulares, para todas tus hormonas—especialmente tus hormonas sexuales, vitamina D y ácidos biliar que te ayuda a digerir las grasas.

El colesterol también le ayuda a tu cerebro a funcionar apropiadamente, y es vital para una función nerviosa saludable. También hay abundante evidencia que indica que tener bajos niveles de colesterol aumenta tu riesgo de cáncer, pérdida de memoria, mal de Parkinson, desequilibrios hormonales, paros, depresión, suicidio, y comportamientos violentos.

Si tu médico recomienda que tomes estatinas para reducir tu colesterol, piénsalo dos veces. Hay muchas maneras de proteger tu salud con una dieta saludable, baja en carbos/baja en azúcares, rica en vegetales antioxidantes, que también te protegerán de la enfermedad cardíaca, de la diabetes, y de muchas otras enfermedades. Las estatinas parecen no ser la mejor solución.

 

 

Referencias
https://www.cdc.gov/features/diabetes-heart-disease/index.html
https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2019/03/19/why-are-statins-bad-for-you.aspx
https://www.medicalnewstoday.com/articles/319832.php
https://www.nytimes.com/2019/03/07/well/live/statins-may-increase-risk-of-diabetes.html?fbclid=IwAR1VbYT-IdLacEB6OEJ7-u-FuYNhDkd30vKhSmaDDTE65Z55h4ppuV2JRVg
https://ghr.nlm.nih.gov/condition/primary-coenzyme-q10-deficiency
https://bpspubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/bcp.13898

 

Acerca El Halcondelasalud

Miguel Geary ha sido un Nutricionista, Entrenador Personal Especializado y Certificado por más de 15 años. Ha estado estudiando nutrición y ejercicio por más de 25 años desde que era un adolescente. Miguel es originario de Pennsylvania; pero se enamoró con la vida de montaña y ahora reside en las pintorescas montañas de Utah. Miguel es un aventurero y cuando no está esquiando, haciendo ciclismo de montaña, haciendo trekking, o stand up paddle, disfruta del paracaidismo, rafting, pilotear un avión de combate italiano (en serio), buceo, heli-ski y viajar por el mundo, y aprender de distintas culturas. A la edad de 40, Miguel ahora se siente más saludable, fuerte y tiene más energía que cuando tenía 20… Todo gracias a un estilo de vida saludable y una increíble nutrición.

también puedes ver

7 Condiciones De Salud Reversibles Que Pueden Imitar La Demencia

Por Cat Ebeling co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas, Los Principales 101 Alimentos Que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *