10 Hierbas Antivirales que Combaten la Infección Naturalmente & Cómo Usarlas

El artículo de hoy ha sido republicado desde el blog de nuestros amigos en MiDietaPaleo & PaleoHacks.

No hay necesidad de explicar el cansancio y el tedio que es combatir un virus. Ya sea el resfrío común o la gripe las náuseas, la congestión y otros síntomas pueden llegar a ser demasiado para soportar.

Estos síntomas usualmente resultan en una rápida visita con el doctor en busca de píldoras, intentando alejarlos tan rápido como sea posible. Y mientras que definitivamente hay un momento y un lugar para las drogas de prescripción, ¿alguna vez te detuviste a considerar una prescripción de la naturaleza?

¿Por Qué Usar Hierbas Para Combatir Virus?

A diferencia de las medicinas de prescripción, que tienen una larga lista de efectos secundarios que suele ser más larga que su lista de beneficios, las hierbas antivirales suelen carecer de efectos secundarios indeseados. Estas hierbas han sido usadas desde tiempos tan remotos como el Antiguo Egipto y China, donde aún hoy se las usa como remedios naturales desde entonces.

Muchas, como la raíz de regaliz, también son tan efectivas que están siendo consideradas para su uso como antivirales sin prescripción de amplio espectro (1).

Al apegarte al uso de estas hierbas medicinales podrás detener a los virus en seco, mejorar tu sistema inmune, y evitar la acumulación de las toxinas químicas que tienen las drogas de prescripción.

 

Las Principales 10 Hierbas Antivirales

1. Orégano


Resulta que esta aromática hierba brinda más que sabor a tus comidas. El orégano, y especialmente el aceite de orégano extraído de la planta, tiene significativas propiedades antivirales. Los estudios muestran que su componente activo, el carvacrol, puede desactivar virus como el norovirus humano (a menudo se lo llama el “bicho de los vómitos”) dentro de una hora después de su contacto (2).

Además, el aceite de orégano mexicano ha probado ser efectivo contra virus como el virus herpes simplex tipo 1 resistente al aciclovir, y el virus sincitial respiratorio humano (3).

Ten en cuenta que, mientras que es genial cocinar con orégano, quizás quieras tomar la ruta del aceite de orégano para recibir los mejores beneficios antivirales.

2. Equinácea

La equinácea es una de las más populares hierbas antivirales en lo que respecta a combatir virus y bacterias, y por buenas razones. No sólo tiene la habilidad de impulsar tu sistema inmune estimulando la producción de células que combaten las infecciones, sino que también tiene fitoquímicos que ayudan a combatir y reducir las infecciones una vez que ocurren (4).

3. Ajo


Desde la antigua India hasta las calles de la Europa Medieval, el ajo ha tenido una larga historia de uso en contra de las infecciones. Algunos de estos usos incluyen el ajo como tratamiento para la lepra, las infecciones por parásitos, y como antibiótico para las enfermedades infecciosas (5).

Hoy la reputación del ajo como potente antimicrobiano es también muy reconocida. Los estudios han probado que tiene la capacidad de combatir el virus de la gripe, el virus del resfrío común, el VIH y la neumonía, sólo por mencionar algunos (6).

4. Saúco

Si estás atravesando una gripe, el saúco debería ser tu principal fuente de alivio. Los estudios han mostrado que las personas infectadas con el virus de influenza A y B experimentan una mejora del 91 por ciento luego de tomar saúco por siete días, reduciendo al mismo tiempo también sus fiebres y mejorando su bienestar (7).

El saúco suele tomarse en conjunto con la equinácea para potenciar al sistema inmune, erradicando al mismo tiempo el virus de la gripe.

5. Raíz de Astrágalo


La raíz de astrágalo es mejor conocida como una hierba adaptógena, suyo rol es ayudar a mejorar la reacción de tu cuerpo al estrés. Sin embargo, la investigación muestra que esta raíz también tiene poderosas propiedades antivirales.

Un estudio revela que a raíz de astrágalo es efectiva para inhibir el virus herpes simplex tipo 1 (HSV-1), mientras que otro estudio mostró que inhibe la replicación del ARN en algunas trazas de virus (89). En términos más simples, la raíz de astrágalo podría ser tu mejor amiga si buscas detener la multiplicación de un virus, evitando la que condición empeore.

6. Hoja de Olivo

La hoja del olivo, la que de hecho cuelga de los olivos regulares, es otro fantástico antiviral. Su principal compuesto, la oleuropeína, ha probado inhibir la expansión de virus al no permitirles adherirse a las células sanas. Además los estudios han probado que exponer ciertos virus a la oleuropeína en sus estadios más tempranos reduce su potencial de infección en 10 a 30 por ciento (10).

Otros estudios incluso han mostrado que la hoja de olivo puede inhibir ciertos efectos antiviral en el VIH, al inhibir su replicación (11).

7. Jengibre


El jengibre no sólo es un excelente remedio para las náuseas y el malestar estomacal que puedes sentir al estar combatiendo un virus, sino que también le declara la guerra al virus mismo. Lo hace bloqueando su capacidad de adhesión a las áreas que comúnmente se infectan primero, como las vías respiratorias (12).

Ten en cuenta que muchos estudios que prueban que la efectividad del jengibre lo hacen considerando el jengibre fresco en lugar del seco.

8. Raíz de Regaliz

La raíz de regaliz ha sido usado por siglos en la Medicina Tradicional China por sus efectos antivirales. Los estudios modernos ya lo han notado, y hoy concluyen que los compuestos en la raíz llamados triterpenoides son extremadamente efectivos en lo que respecta a la inmunidad viral. Se ha probado que tiene efectos antivirales contra virus como el del herpes, el SARS, el VIH, y la influenza, y se la ha reconocido como un potencial antiviral de amplio espectro (13).

9. Uña de Gato


La uña de gato (Uncaria tomentosa), proveniente de una enredadera leñosa de la selva amazónica, es otra hierba con espectaculares propiedades antivirales. Específicamente, la uña de gato trabaja súper-cargando tu sistema inmune, reparando al mismo tiempo el ADN dañado y mejorando tus glóbulos blancos que combaten los virus (14).

10. Caléndula

La caléndula, también conocida como marigold, se usa principalmente en el mundo occidental como planta ornamental. Sin embargo las flores de la caléndula han probado combatir virus como el rinovirus y la estomatitis vesicular reduciendo su multiplicación (15).

La caléndula también ha sido reconocida como hierba limpiadora que ayuda a tratar infecciones crónicas y reduce la inflamación, además de ayudar a sanar úlceras y erradicar las infecciones de oído (16).

Cómo Usar Hierbas Antivirales

Tés

Prueba sumergir algunas de estas hierbas antivirales para preparar té. Agrega una cucharada de tu hierba favorita en agua caliente y deja reposar por 10 a 15 minutos. Para endulzar naturalmente tu té y potenciar sus propiedades nutritivas, agrega un poco de miel (nos gusta usar la miel 100% natural y cruda de Beekeeper’s Naturals).

Además, también puedes comprar tés ya envasados y preparados con jengibre, regaliz o saúco.

Aceites

Combina 1 a 2 gotas de aceites esenciales antivirales con tu aceite neutro (como aceite de coco o aceite de jojoba) y úntalo en tu pecho o en tus pies, o agrega 2 a 3 gotas a tu baño caliente.

Difusores y Vapores

Otra manera de usar hierbas antivirales en su forma de aceite esencial es agregar unas 7 gotas del aceite esencial en tu difusor, si lo tienes.

También puedes hacer tu propio tratamiento de vapor antiviral agregando el aceite a agua recién hervida, e inhalar el vapor. Este método es genial para los resfríos con congestión y los virus delas vías respiratorias superiores.

Suplementos

Si no tienes demasiado tiempo, compra estas hierbas antivirales en la forma de suplementos; esta puede ser tu segunda mejor opción. Muchas de estas hierbas pueden hallarse en las tiendas de alimentos saludables de tu ciudad en forma de cápsulas por su sola cuenta o combinadas dentro de una mezcla antiviral.

Recetas


Prueba aumentar tu consumo de ajo y orégano en tus recetas si estás combatiendo un virus. Asa ajo en el horno junto al pollo y los vegetales, y saltea ajo y orégano junto a tus huevos para darles un toque mediterráneo; también puedes agregarlos a las pastas de calabaza.

Dosis

Aunque puede ser tentador consumir tantas hierbas antivirales como puedas para eliminar tus virus, ten en cuenta que aunque la mayoría no tiene o apenas si tiene efectos secundarios negativos que se conozcan, eso no significa que  debas consumir cantidades poco razonables. Úsalas, pero evita usarlas en demasía. Y, como siempre, consulta con tu doctor antes, especialmente si estás embarazada o si tomas medicamentos.


Esta sensacional lista es cortesía de nuestros amigos de MiDietaPaleo y PaleoHacks. ¡Sigue este enlace para conocer más ideas naturales para supercargar tu salud y recetas para preparara comidas deliciosas y saludables!

La fuente original del artículo está aquí

 

 

Acerca El Halcondelasalud

Miguel Geary ha sido un Nutricionista, Entrenador Personal Especializado y Certificado por más de 15 años. Ha estado estudiando nutrición y ejercicio por más de 25 años desde que era un adolescente. Miguel es originario de Pennsylvania; pero se enamoró con la vida de montaña y ahora reside en las pintorescas montañas de Utah. Miguel es un aventurero y cuando no está esquiando, haciendo ciclismo de montaña, haciendo trekking, o stand up paddle, disfruta del paracaidismo, rafting, pilotear un avión de combate italiano (en serio), buceo, heli-ski y viajar por el mundo, y aprender de distintas culturas. A la edad de 40, Miguel ahora se siente más saludable, fuerte y tiene más energía que cuando tenía 20… Todo gracias a un estilo de vida saludable y una increíble nutrición.

también puedes ver

Por Qué No Dormir Lo Suficiente De Hecho Puede Matarte

Por Cat Ebeling co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas, Los Principales 101 Alimentos Que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *