Kombucha Con Alcohol vs Sidra Con Alcohol vs Cerveza

Por Cat Ebeling

co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas & Los Principales 101 Alimentos Que Combaten El Envejecimiento

¿Sabías que se considera “demasiado” o de hecho insalubre para una mujer promedio beber más de 2 copas de vino por día, y 3 para un hombre? Eso no es demasiado. En un esfuerzo por beber menos, y consumir opciones con alcohol más saludables, comencé a buscar alternativas al vino. En general no puedo beber cerveza porque sigo una estricta dieta sin gluten, y la mayoría de las cervezas, incluyendo las que dicen ser “sin gluten”, tienen pequeñas cantidades de gluten en ellas de todos modos.

Afortunadamente, hay algunos geniales productos que son menores en su contenido alcohólico, menores en calorías, y menores en carbos y azúcares. ¡Eso me encanta! Veamos la nueva controversia entre la kombucha con alcohol vs la sidra con alcohol vs la cerveza.

Kombucha Con Alcohol

La kombucha, como sabemos, tiene montones de geniales beneficios para la salud [míralos aquí].

La kombucha ayuda a poblar tu sistema con bacterias saludables, impulsa la inmunidad, brinda vitaminas B extra, desintoxica el hígado, aumenta tus niveles de energía, ayuda a combatir el cáncer, y mejora tu humor. ¡Todas cosas buenas!

En una investigación publicada en el Diario de Alimentos Medicinales en 2014, los investigadores de la Universidad de Latvia dijeron lo siguiente al respecto de los genuinos beneficios para la salud de la kombucha:

“Se ha demostrado que [la kombucha] puede actuar eficientemente en la preservación y recuperación de la salud por cuatro propiedades principales: desintoxicación, antioxidación, potencia energizante, y promoción del impulso a la inmunidad”.

Cuando se fermenta la kombucha regular, contiene un poco de alcohol por el proceso de fermentación. Pero ahora sus productores han hallado una manera de hacer kombucha con cerca del 5% de alcohol, también. Es un poco más que la cerveza promedio, pero sigue siendo menor que el del vino. ¿Así que ahora puedes beber y aún así sentirte saludable? ¡Es bastante genial!

De acuerdo con la revista Forbes, la kombucha es una de las bebidas de más rápido crecimiento, con ventas aproximadas en $1,8 miles de millones de dólares hacia 2020.

Cuando se fermenta la kombucha para que tenga un contenido alcohólico mayor, hay un ciclo de fermentación secundario que se agrega junto con más azúcar y un tipo de levadura. Sin embargo la levadura se come los azúcares, así que ese azúcar se fermenta al 100%, logrando una agradable bebida seca (no dulce), baja en azúcar/baja en carbos, con un poco de alcohol en ella.

La kombucha también tiene otros beneficios para la salud, además de los probióticos, incluso en las versiones más altas en alcohol, los ácidos beneficiales como el acético, láctico, glucurónico, y ácido butírico siguen presentes.

Pero el resumen es que la kombucha con alcohol sigue siendo una bebida alcohólica, así que si bebes demasiado de ella, estarás bebiendo montones de alcohol, aunque es probable que tengas menos cruda o resaca al día siguiente.

Conforme la tendencia por la kombucha con alcohol crece, podemos verla cada día más habitualmente junto a la sidra y otras alternativas a la cerveza en las tiendas.

Sidra Con Alcohol

¿Qué hay de la sidra con alcohol? A menudo se la ofrece como una alternativa a la cerveza, especialmente porque la mayoría de las sidras son consideradas libres de gluten. Hay una enorme cantidad de sidras disponibles, algunas con asombrosas cantidades de azúcar o sirope de maíz y otros aditivos, mientras que hay algunas que son bastante secas, bajas en azúcares y bajas en carbohidratos, naturales y/u orgánicas

La sidra con alcohol se elabora fermentando una combinación de levaduras y manzanas—una fruta conocida por contener vitamina C y otros antioxidantes. La sidra a menudo contiene algunos de los fitonutrientes que provienen de la piel de la manzana, también.

Algunos han confirmado los altos niveles de antioxidantes promotores de la salud en la sidra como similares a algunos de los beneficios del vino tinto. Un vaso de unos 240cc de sidra puede brindar cantidades similares de antioxidantes que una copa de vino tinto. La sidra se jacta de ser una bebida elaborada a partir de un súperalimento, pero no es todo tan simple.

Mientras que las manzanas reales pueden contener los antioxidantes, si no se usa manzanas orgánicas, también tendrá abundancia de químicos tóxicos que provienen de las pulverizaciones realizadas a las manzanas convencionales.

Las manzanas también tienen hasta un 65 por ciento de fructosa natural, que sigue siendo un azúcar conforme tu cuerpo va a reconocerla.

El contenido de azúcar de la mayoría de las sidras con alcohol comerciales puede ser sobrecogedor – hasta 23 gramos (¡7 cucharaditas!) por porción en algunos casos.

¡Eso es casi como beber un refresco de cola!

Todos sabemos que las dietas altas en azúcares se relacionan con la obesidad, la enfermedad del corazón, la depresión, y el cáncer, haciendo que la elección de la sidra sea algo bastante cuestionable en lo que a bebidas alcohólicas se trata.

Aunque el contenido de alcohol puede ser un factor a considerar, la clave está en escoger la sidra más saludable, eligiendo la clasificada como “seca”. Las sidras más dulces a menudo tienen azúcares agregados, además del azúcar de las manzanas, mientras que las sidras secas permiten que las levadoras consuman la mayoría de los azúcares naturales de la sidra, resultando en una bebida menos dulce y con un contenido alcohólico mayor. ¡Doble ganancia! Elegir una sidra seca te ayudará a mantener bajo tu consumo de azúcar y disfrutar del buen sabor de la manzana. Algunas de mis marcas favoritas sólo tienen un par de gramos de azúcar, y son muy bajas en carbos y en calorías.

Cerveza

El mercado de la elaboración de cervezas ha explotado en los últimos tiempos, con nuevos sabores y combinaciones de ingredientes que aparecen cada día, así que es difícil hacer generalizaciones con respecto a la cerveza. La cerveza se elabora con una combinación de levaduras, lúpulo, cebada y otros granos como trigo alforfón, maíz, arroz y sorgo. Se agrega agua y levaduras a la mezcla para comenzar el proceso de la fermentación. Un producto elaborado a partir de granos puede ser un poco más inflamatorio para tu cuerpo, especialmente si eres sensible a los granos.

Si evitas consumir gluten, en general la mayoría de las cervezas no son totalmente libres de gluten, más allá de lo que digan sus etiquetas. La mayoría de las cervezas libres de gluten aún tienen un poco de gluten en ellas. Las cervezas completamente libres de gluten se elaboran de sorgo o de trigo alforfón, y no son tan contundentes o sabrosas como la cerveza regular.

Generalmente se cree que la cerveza tiene un menor contenido de alcohol, pero algunas cervezas pueden tener hasta 8-9% de alcohol—similar a una copa de vino.

La cerveza es alta en carbohidratos pero no suele ser tan alta en su contenido de azúcares. Las cervezas de estilo IPA tienen más carbohidratos que las cervezas promedio. Una pale ale tiene cerca de unos 10-14 gramos de carbohidratos, ¡mientras que las IPAs pueden tener hasta 20 gramos o más por cada botella de 350cc! Así que si estás intentando perder peso, reducir tu consumo de carbos o de calorías, la cerveza no será tu mejor opción.

La cerveza no tiene jugo de fruta (usualmente, a menos que sea una cerveza artesanal saborizada, y aún entonces no será mucho). El valor nutricional de la cerveza es bastante diferente del de la sidra: la composición de levaduras, lúpulo, cebada y otros granos en la cerveza tiene una variedad de diferentes nutrientes y antioxidantes.

La cerveza no tiene proteínas o vitaminas B, en comparación al vino o a la sidra. Mientras que algunas cervezas pueden tener hasta cerca del 10% del consumo diario recomendado de folato, beber en general lava nuestras vitaminas B, así que probablemente no te estés haciendo un favor al beberla por su contenido de vitaminas.

Los polifenoles naturales (usualmente presentes en el lúpulo y la malta) suelen ser eliminados, pues pueden hacer que la cerveza se vea turbia.

En comparación a la sidra, la cerveza tiene menor concentración de polifenoles. Sin embargo, un estudio de la Universidad Estatal de Oregon halló que el lúpulo suele contener flavonoides (un tipo de compuesto polifenólico) que brinda protección antioxidante a las células. Los beneficios de salud de la cerveza también se extienden al corazón–investigadores italianos hallaron que el consumo moderado de cerveza reduce el riesgo de enfermedad cardíaca en un 31 por ciento.

Aunque la cerveza es baja en polifenoles, su valor nutricional  se ve reforzado por sus altos niveles de vitamina B, potasio y folato.

Tanto la cerveza como la sidra son bebidas bastante altas en calorías/carbohidratos, y la sidra suele contener montones de azúcar, también.

Si quieres una bebida alcohólica que sea saludable, la moderación es la clave. Una botella de cerveza baja en carbos, una sidra baja en calorías, o una copa de vino pueden brindarte una buena dosis de antioxidantes y menos alcohol, ¡así que aprende a disfrutar de sólo una copa o vaso!

 

 

Referencias
https://www.washingtonpost.com/news/voraciously/wp/2018/12/13/is-boozy-kombucha-good-for-you-its-getting-so-popular-it-might-not-matter/?utm_term=.fd0e8e7134ff
https://www.care2.com/greenliving/is-hard-cider-healthier-than-beer.html
https://greatist.com/health/beer-or-cider-healthier

Acerca El Halcondelasalud

Miguel Geary ha sido un Nutricionista, Entrenador Personal Especializado y Certificado por más de 15 años. Ha estado estudiando nutrición y ejercicio por más de 25 años desde que era un adolescente. Miguel es originario de Pennsylvania; pero se enamoró con la vida de montaña y ahora reside en las pintorescas montañas de Utah. Miguel es un aventurero y cuando no está esquiando, haciendo ciclismo de montaña, haciendo trekking, o stand up paddle, disfruta del paracaidismo, rafting, pilotear un avión de combate italiano (en serio), buceo, heli-ski y viajar por el mundo, y aprender de distintas culturas. A la edad de 40, Miguel ahora se siente más saludable, fuerte y tiene más energía que cuando tenía 20… Todo gracias a un estilo de vida saludable y una increíble nutrición.

también puedes ver

7 Condiciones De Salud Reversibles Que Pueden Imitar La Demencia

Por Cat Ebeling co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas, Los Principales 101 Alimentos Que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *