Este Masaje Para Pies Hecho En Casa Derrite El Dolor Y Aumenta La Movilidad

El artículo de hoy ha sido republicado desde el blog de mis amigos en PaleoHacks, uno de mis recursos favoritos sobre nutrición, salud, y vida saludable, que leo cada día. Encuentra el artículo original aquí.

Busca una pelota de golf y un poco de aceite – ¡estás a punto de darte a ti mismo el mejor masaje para pies! Así es como lo harás.

Libera tus pies del dolor y aumenta tu movilidad con estos masajes caseros fáciles.

17-42 por ciento de la población adulta experimenta dolor de pies, y parece ser más habitual entre las mujeres mayores(1). En el caso de los adultos mayores, el dolor de pies puede causar pérdida del equilibrio, aumento del riesgo de caídas, y puede afectar tu movilidad en general, así como tu independencia(2).

Si sufres de dolor de pies en el talón, el arco o el empeine, es posible que estés sufriendo de un trastorno como la Fascitis Plantar (dolor en la base del pie) o del Síndrome de Dolor Miofascial, que es un síndrome crónico caracterizado por múltiples focos de dolor y contracciones dela fascia. Realizar este masaje en tus pies, así como la terapia de puntos de dolor realizada regularmente, puede ayudar con esos problemas.

¿Qué Es Un Punto De Dolor?

Un punto de dolor es un punto específico en el músculo en el que las fibras musculares están sobreactivas y no pueden relajarse. A menudo se los conoce como “nudos”, y pueden existir como un punto detonador del dolor activo – lo que significa que hay dolor en el momento, y en el área circundante también – o un punto detonador del dolor latente – que suele estar libre de dolor a menos que lo piques o lo toques. Ambos asuntos de dolor pueden despertar problemas mayores, como causar dolor en otras áreas del cuerpo que puedan parecer completamente distantes, como la espalda baja.

Además, hay puntos en las pantorrillas que pueden causar dolor en los pies. Estos músculos incluyen:

  • El Gastrocnemius – Estos músculos grandes forman la mayor parte de la región de la pantorrilla, y se relaciona con el tendón de Aquiles para poder elevar el cuerpo poniéndose de puntillas al caminar, correr y saltar. Hay cuatro distintos puntos detonadores del dolor en este músculo, que pueden causar dolor en la zona del arco del pie. 
  • El Soleus – Este músculo largo y plano está por debajo del Gastrocnemius, y tiene tres potenciales puntos detonadores del dolor que refieren dolor a la zona del talón. 
  • El Tibialis Anterior – Adyacente al hueso de la espinilla, este músculo se contrae para elevar el pie y estabilizarlo al caminar. Hay un único punto del dolor en este músculo que puede causar dolor en el pie, en los tobillos, y en el dedo grande o dedo gordo.

Masaje Casero Para El Dolor De Pies

Al darte un masaje en los pies, querrás atender los puntos detonadores del dolor activos y también los latentes, de principio a fin del pie y también en los músculos de la pantorrilla. Tómate tu tiempo con esta rutina de masajes, buscando los “nudos” mientras lo practicas.

Parte 1: Masaje Con Pelota De Golf

  1. Siéntate en una silla y pon la pelota de golf en el piso, frente a ti.
  2. Pon el arco del pie sobre la bola, y haz una presión suave. Haz movimientos pequeños moviendo el arco hacia delante y detrás. Cuando sientas un nudo, detente y mantén la presión por unos 20 segundos o hasta que sientas que el dolor se desvanece.
  3. Al completar el recorrido por todo el arco del pie, mueve la pelota hacia el centro del pie y continúa el movimiento hacia delante y detrás. Luego recorre el borde exterior del pie, de la misma manera. Cuando hayas completado el recorrido por todo el pie, repite todos estos pasos en el otro pie.

Parte 2: Masaje De Pies Y Pantorrillas

  1. Comienza por poner una cucharadita de aceite para masajes (por ejemplo, de coco o de almendras) en una mano. Agrega algunas gotas del aceite esencial si quieres. Frota tus palmas juntas, y prepárate para masajear el pie entero.
  2. Comienza en el talón en un pie. Trabaja moviéndote hacia el arco. Masajea el área y, cuando encuentres u punto de tensión, detente y presiona con el dedo pulgar por unos 20 segundos o hasta que sientas que el dolor se libera. Cuando hayas terminado de masajear el arco del pie, continúa hacia la zona justo por debajo del dedo más grande, deteniéndote si sientes puntos de dolor o tensión. 
  3. Vuelve hacia el centro del talón. Trabaja hacia el centro del pie, deteniéndote donde sientas u punto de dolor, presionando hasta que sientas que el dolor desaparece. 
  4. Regresa al talón, comenzando ahora desde la parte externa del mismo.Trabaja hacia el dedo meñique del pie, en el extremo del pie, deteniéndote donde encuentres un punto de dolor, y presionando hasta liberar el dolor. 
  5. Masajea la punta del pie. Trabaja entre los huesos de los dedos del pie. Así como hiciste en la planta del pie, comienza desde el centro y trabaja hacia los extremos exteriores. Busca los puntos de dolor activos y latentes. 
  6. Masajea los dedos.Comienza por el dedo mayor o gordo, y trabaja hacia el dedo pequeñito (o meñique del pie). Busca los puntos detonadores de dolor también por debajo de los dedos del pie. 
  7. Finalmente, trabaja por el tobillo y hacia los músculos de la pantorrilla. Masajea los músculos de la pantorrilla y busca los puntos detonadores de dolor en los músculos soleus y gastrocnemius. Luego, trabaja alrededor del tibialis anterior, el que va por el lado de la espinilla. Al trabajar en tus pantorrillas, puedes usar una pelota de golf para aplicar presión en los puntos detonadores de dolor, o puedes usar tu dedo pulgar para hacerlo si logras realizar la suficiente presión. Toma nota de cualquier punto detonador de dolor que sientas en tus pies al masajear estos músculos. 
  8. Repite los siete pasos en el otro pie.

 

 

Acerca El Halcondelasalud

Miguel Geary ha sido un Nutricionista, Entrenador Personal Especializado y Certificado por más de 15 años. Ha estado estudiando nutrición y ejercicio por más de 25 años desde que era un adolescente. Miguel es originario de Pennsylvania; pero se enamoró con la vida de montaña y ahora reside en las pintorescas montañas de Utah. Miguel es un aventurero y cuando no está esquiando, haciendo ciclismo de montaña, haciendo trekking, o stand up paddle, disfruta del paracaidismo, rafting, pilotear un avión de combate italiano (en serio), buceo, heli-ski y viajar por el mundo, y aprender de distintas culturas. A la edad de 40, Miguel ahora se siente más saludable, fuerte y tiene más energía que cuando tenía 20… Todo gracias a un estilo de vida saludable y una increíble nutrición.

también puedes ver

7 Condiciones De Salud Reversibles Que Pueden Imitar La Demencia

Por Cat Ebeling co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas, Los Principales 101 Alimentos Que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *