Vitamina C y tu Sistema Inmune

Por Cat Ebeling, co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas, Los Principales 101 Alimentos Que Combaten El Envejecimiento & La Respuesta A La Diabetes

 

He estado tomando Vitamina C para prevenir resfriados y gripe desde los 70, cuando Linus Puling expuso la habilidad de la vitamina C para vencer el resfrío. Siempre he pensado que ayuda a prevenir o incluso acortar cualquier enfermedad. Desde entonces, ha sido un debate candente en referencia a cuán efectivo realmente es para prevenir resfríos, influenza e incluso el virus de Covid-19. Personalmente, soy una creyente.

La Vitamina C es un potente antioxidante que protege de los radicales libres que pueden debilitar tu sistema inmune, e incrementar tu riesgo de sufrir enfermedades crónicas, como también acelerar el proceso de envejecimiento.

La Vitamina C ayuda al sistema inmune a proteger contra infecciones virales y otros tipos de infecciones en forma más eficiente. Lo hace fortaleciendo la función de nuestro sistema inmune innato, que es nuestra primera línea de defensa contra las bacterias y virus – especialmente aquellos a los que nunca antes nos hemos enfrentado, como las nuevas cepas de influenza y el nuevo virus de Covid-19.

Además, la Vitamina C también activa las respuestas adaptativas del sistema inmune para aumentar los niveles de anticuerpos que atacan tipos específicos de gérmenes, bacterias y virus que el cuerpo ha combatido anteriormente. 

Una característica distintiva de la falta de Vitamina C es un sistema inmune debilitado. Un estudio realizado en Suiza encontró que el tener niveles adecuados de Vitamina C puede ayudar a reducir los síntomas y la duración de infecciones respiratorias, como el resfrío común, la bronquitis y la sinusitis. Y, cuando la combinamos con zinc, aun más importante, puede también prevenir o mejorar el resultado en casos de neumonía, malaria y diarreas por infección, también.

Una de las evidencias más convincentes de que la Vitamina C tiene la capacidad de combatir infecciones respiratorias viene de un extenso estudio de 29 ensayos aleatorios que incluyeron a más de 11.000 participantes. Investigadores descubrieron que los atletas activos que se ejercitaban en climas fríos disminuían el riesgo de infecciones respiratorias a la mitad consumiendo solamente 200 mg de Vitamina C al día. Tomar tan solo 200 mg de Vitamina C por día también reduce en forma significativa la duración del resfrío y los síntomas de la gripe, permitiendo que la gente regrese a su trabajo y a sus vidas más rápidamente.

La Vitamina C también es efectiva tanto para prevenir células cancerígenas como para detener su esparcimiento.  Un estudio de Finlandia demuestra la capacidad de la Vitamina C para ayudar a prevenir enfermedades del corazón – las personas que consumieron 700 mg de Vitamina C por día tuvieron una disminución del 25% de posibilidad de desarrollar enfermedades del corazón, como así también una disminución de los triglicéridos y los niveles del colesterol LDL (colesterol malo).

Desafortunadamente, los seres humanos son una de las únicas especies que no pueden producir Vitamina C en sus cuerpos. Debemos obtenerla de nuestras dietas y suplementos. La Vitamina C también es soluble en agua, por lo que se elimina fácilmente de nuestro organismo. Si deseas tener los beneficios de la Vitamina C, la debes consumir en forma diaria, y no solo en el momento en que comienzas a enfermarte.

Aunque altas dosis de Vitamina C pueden ser efectiva para ayudar en algunos problemas de salud, la mayor parte del consumo por sobre los 400 mg será eliminada a través de la orina. Es mejor consumir estas altas cantidades de Vitamina C en pequeñas dosis a lo largo del día, ya que puede causar malestar digestivo y diarrea.  

Un estudio reciente publicado en Seminarios en Medicina Preventiva y Alternativa analizó más de 100 estudios y encontró una creciente lista de beneficios de la Vitamina C. Algunos de estos beneficios son:

  • Proteger contra enfermedades del corazón, presión alta y ataques cerebro vasculares.
  • Disminuir de niveles del colesterol malo LDL y de triglicéridos.
  • Ayudar a prevenir cataratas y la degeneración macular.
  • Reducir envejecimiento produciendo colágeno que previene las arrugas.
  • Proteger los riñones, ojos y vasos sanguíneos para los que sufren de diabetes.
  • Aumentar la absorción de hierro, previniendo la anemia
  • Reducir reacciones a la histamina, disminuyendo los síntomas de las alergias y la inflamación
  • Prevenir mareos
  • Fortalecer y ayudar a reparar tendones, ligamentos y cartílagos del cuerpo.

Considerando que no producimos Vitamina C, es muy fácil tener deficiencia de esta vitamina. Algunos de los signos de que tenemos baja vitamina C son:

  • Hematomas
  • Encías inflamadas o sangrantes
  • Cicatrización lenta de las heridas
  • Cabellos secos
  • Piel escamosa y áspera
  • Sangrados nasales
  • Sistema Inmune débil, gripe y resfriados frecuentes
  • Desordenes digestivos como alergias alimenticias e intestino
  • Presión sanguínea alta y enfermedades de corazón

Debido a que la Vitamina C en los alimentos se encuentra acompañada por una gran cantidad de otros antioxidantes saludables y súper nutrientes, es mejor consumir alimentos con alto contenido de Vitamina C. Algunos alimentos con los niveles más altos de Vitamina C incluye a todas las frutas cítricas, kiwi, pimientos – especialmente pimientos rojos, papaya, fresas, brócoli, tomates, kale, guayaba y mango. Pero es muy sencillo obtener Vitamina C saludable simplemente eligiendo una amplia variedad de vegetales orgánicos de distintos colores. Ten en cuenta que el exceso de cocción destruye la Vitamina C, por lo que los debes cocinarlos levemente o comerlos crudos.

Sin embargo, aun deberías considerar consumir suplementos para lograr los niveles de protección óptimos de vitamina C en tu cuerpo. Aunque altas dosis son en general seguras, es importante no exceder el límite superior de 2000 mg por día para evitar síntomas digestivos adversos como malestar estomacal y diarrea.

La vitamina C liposomal (o pro-liposomal) una nueva opción muy absorbible para altas dosis de vitamina C. Cuando consumes la forma tradicional del acido ascórbico (vitamina C) solo el 14-30% es absorbido en el cuerpo. Y la tasa de absorción disminuye a medida que la aumenta la dosis. La dosis estándar de vitamina C es de solo 200-1.000 mg/día, pero con la vitamina C liposomal puedes consumir en forma segura 100-2.000 mg por día sabiendo que todo será absorbido.

Aquí es donde la vitamina C liposomal tiene su ventaja.

Los liposomas son esferas particulares microscópicas que transportan vitamina C en su núcleo. Su absorción no depende de los transportadores de vitamina C, sino en la fusión directa del liposoma con las pequeñas células intestinales resultando en una liberación intracelular (dentro del a célula) directa de vitamina C y eventualmente en la circulación sanguínea. La vitamina C liposomal tiene una tasa de absorción sustancialmente mejor que la de los suplementos convencionales de vitamina C, lo que magnifica a la larga todos los beneficios para la salud de la vitamina C.

Los expertos coinciden en que la vitamina C, en combinación con un estilo de vida saludable, puede impulsar tu sistema inmune y ayudar a prevenir resfríos y gripe, o acortar su duración. 

 

Referencias
https://coremedscience.com/blogs/wellness/how-to-pick-the-best-liposomal-vitamin-c
https://lpi.oregonstate.edu/mic/vitamins/vitamin-C#common-cold-treatment
https://www.healthline.com/nutrition/vitamin-c-coronavirus#recommendation
https://draxe.com/nutrition/vitamin-c-foods/
https://www.medicalnewstoday.com/articles/219352#what_is_vitamin_C_and_why_do_we_need_it

Acerca El Halcondelasalud

Miguel Geary ha sido un Nutricionista, Entrenador Personal Especializado y Certificado por más de 15 años. Ha estado estudiando nutrición y ejercicio por más de 25 años desde que era un adolescente. Miguel es originario de Pennsylvania; pero se enamoró con la vida de montaña y ahora reside en las pintorescas montañas de Utah. Miguel es un aventurero y cuando no está esquiando, haciendo ciclismo de montaña, haciendo trekking, o stand up paddle, disfruta del paracaidismo, rafting, pilotear un avión de combate italiano (en serio), buceo, heli-ski y viajar por el mundo, y aprender de distintas culturas. A la edad de 40, Miguel ahora se siente más saludable, fuerte y tiene más energía que cuando tenía 20… Todo gracias a un estilo de vida saludable y una increíble nutrición.

también puedes ver

La quercetina vs CoVid19 (poderosas propiedades antivirales de este exclusivo nutriente)

Por Cat Ebeling co-autora de los best-sellers:  La Cocina Quema Grasas, Los Principales 101 Alimentos Que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *